Volver a la Página Principal

Agustín Roel  -  27 de MAR de 2020    -  6 Min. de lectura

INICIACIÓN DEPORTIVA EN COUNTER-STRIKE

Cuando hablamos de iniciación deportiva nos centramos en gran medida en el trabajo de Blázquez Sánchez (1995). La premisa principal a la hora de tratar este tema es que “Un aprendizaje sólo puede efectuarse de forma óptima cuando el niño posee la madurez para adquirir ese aprendizaje”, dando a entender, por lo tanto, que sería inapropiado e ineficaz encasillar demasiado pronto al niño/a en aprendizajes específicos antes de que éste esté preparado para la realización de esa disciplina.

“Un aprendizaje sólo puede efectuarse de forma óptima cuando el niño posee la madurez para adquirir ese aprendizaje”

Estas ideas nos llevan a pensar como consecuencia, que hablar de una edad óptima para la iniciación deportiva es, en gran medida, pensar en la búsqueda del éxito y por tanto en alcanzar el máximo resultado y/o el mejor rendimiento.
Blázquez Sánchez dice que existe una cierta dificultad a la hora de pensar la edad óptima de iniciación dada las diferencias que hay entre las diferentes disciplinas. Para los deportes tradicionales han llegado a algún consenso proponiendo que la edad de iniciación mínima sea entre los 6 y los 12 años de edad y ubicando la mayor eficacia entre los 9 y los 11 años de edad. En este punto es en el que sería necesario aclarar que, al ubicar diferentes rangos etarios y diferentes resultados, entendemos que hay también diferentes edades de especialización que se pueden dividir o categorizar. 
Encontramos en primer lugar lo que llamamos la “Especialización Deportiva” que requiere un entrenamiento orientado hacia un tipo de deporte determinado para alcanzar las posibilidades individuales de alta prestación en un deporte. En segundo lugar encontramos la “Especialización Precoz”, la cual se caracteriza por una especialización anticipada respecto al proceso en el que tradicionalmente se produce la iniciación y que se produce por delante de las habituales cronologías. Y por último ubicamos la “Especialización Prematura”, la cual es también una especialización anticipada cronológicamente, pero en la que puntualmente no están dadas las condiciones de maduración psico-biológicas. Lo importante para este estudio además de estas divisiones es la idea de que las edades pueden variar en base al perfil motor de la especialidad y a las características propias de la especialidad deportiva. En vistas de éste punto y considerando que los deportes tradicionales tienen altos requerimientos físicos y motores, considero oportuno indicar que el Deporte Electrónico no sólo permite que las edades de iniciación y de especialización desciendan un poco sino que al mismo tiempo, considero que el Deporte Electrónico de por sí, representa una actividad más inclusiva ya que permite la competencia entre dos personas que no podrían competir entre sí en un Deporte Tradicional.
Con respecto a la edad de competición, Blázquez Sánchez hace una pormenorización de las subdivisiones que podríamos encontrar en los diferentes rangos etarios y las características que presentan cada uno en relación a sus semejantes, a la búsqueda de objetivos, la socialización, entre otras. No me pondré a desarrollar aquí dichas características sino que tomaré para este caso aquellas que hacen referencia o que son indispensables como prerrequisitos o disposiciones del niño.
Entre los 6 y los 12 años, aparece una tendencia a rivalizar con otros y a transformar toda clase de situaciones en competencias y se vuelven capaces de retrasar recompensas individuales en busca de objetivos a largo plazo más importantes. A partir de los 12 o 13 años de edad, los niños realizan conductas que apuntan a objetivos personales o colectivos y aparece una actitud estable frente a la competición. Una actitud que podría ser llamada “competitividad” o “espíritu de competición” que determina la atracción o la repulsión de los deportistas frente a la competición. 
En el marco de esta temática he realizado una encuesta que intenta dar luz sobre las representaciones sociales sobre la Iniciación Deportiva y sobre la Edad de Competición en el Deporte Electrónico. La misma se compone de 2 simples preguntas: “¿A qué edad comenzaría un jugador profesional un entrenamiento orientado al alto rendimiento deportivo en esports?” y “¿A qué edad crees que un jugador podría empezar a competir en un torneo?”. Esta encuesta fue orientada específicamente a jugadores amateurs y profesionales de Counter-Strike: Global Offensive y publicada, por tanto, en uno de los grupos más grandes de dicho juego en Argentina. En la encuesta han participado 733 voluntarios de todas las edades arrojando, por ejemplo, en la primera pregunta, los siguientes resultados.

[VER IMAGEN]

La primer impresión que de aquí se desprende en comparación con la teoría anteriormente detallada sobre la Iniciación Deportiva, es que en la representación social de un jugador amateur/profesional de Counter-Strike: Global Offensive, la iniciación aparece en el tiempo mucho más atrasada de lo que podría darse efectivamente y más atrasada incluso de lo que habitualmente podría esperarse en un deporte tradicional, donde existen categorías como “Sub 14” que delimitan cierta edad para la iniciación. (No existe categoría por debajo de Sub 14), dado que el 45,4% de los encuestados dicen que la iniciación deportiva en esports debería darse entre los 16 y los 20 años de edad. Por otro lado, un 20,2% de los encuestados han optado por una opción que se encuentra dentro de lo que nosotros llamaríamos una “edad media” de iniciación (11 años) y una Edad de Especialización (a partir de los 12 años) y un 2,5% optó por un rango que se encuentra dentro de la categoría “Edad Precoz”. Otro dato significativo ha sido que el 25,7% haya optado por la opción “No hay edad para iniciarse en el alto rendimiento deportivo”. La interpretación de esta variable es interpretada en edades mayores, es decir, que a nivel general parecería, según los resultados de este estudio, que en los esports la “Edad de Iniciación” habría “envejecido” respecto a la edad de iniciación en los Deportes Tradicionales. 
Quedarían en este respecto algunas preguntas para responder a futuro, como ser si las causas de este “envejecimiento” tienen relación con aspectos económicos, sociales, culturales, si tienen relación con las diferencias de exigencia motriz en contraposición con el deporte tradicional y si guarda relación con otros aspectos que aquí no se han mencionado.

“En la representación social de un jugador amateur/profesional de Counter-Strike: Global Offensive, la iniciación aparece en el tiempo mucho más atrasada de lo que podría darse efectivamente”

En la segunda pregunta de la encuesta se indagó por la “Edad de Competición” en esports arrojando los siguientes resultados:

[VER IMAGEN]

Estos resultados son aún más contundentes que en el primer ítem de la encuesta y también deja en claro el “envejecimiento” en los Deportes Electrónicos respecto al Deporte Tradicional. A pesar de que los estudios demuestran que a partir de los 12 o 13 años de edad un niño adopta una actitud estable frente a la competición, la representación social sobre la competición en el Deporte Electrónico demuestra que el 59,5% de los encuestados creen que la competición debería iniciarse entre los 16 y los 20 años de edad, lo que guarda una alta relación con las edades promedio de los jugadores profesionales de Counter-Strike: Global Offensive a nivel mundial dado que los jugadores alcanzarían su pico profesional en torno a los 23 años promedio. A pesar de que el 15,8% haya contestado entre 11 y 15 años, no se encuentran jugadores profesionales de esa edad en competiciones oficiales. Eso no quita que podría haberlos, tal y como mencionaba anteriormente según los estudios realizados, a partir de los 12 o 13 años. Y finalmente vuelve a aparecer, esta vez en tercer lugar, la opción “Cualquier edad está bien para empezar a competir” con el 15% que, bajo mi punto de vista, vuelve a hacer referencia a edades mayores como los jugadores de la organización polaca “Virtus.Pro”, cuyo promedio de edad era de 27.4 años de edad, a pesar de que empezaron a competir hace muchos años. Tal es el caso de Wiktor “TaZ” Wojtas, con 31 años de edad quien empezó a competir en el año 2003 con 18 años de edad.

En conclusión, el dominio de una habilidad es la resultante de un conjunto de factores que obran por interacción, como por ejemplo la maduración biológica, la maduración psicológica, la motivación, pero también el repertorio del sujeto y su capacidad para el tratamiento de la información. La edad de juego y la edad de aprendizaje se yuxtaponen de forma que el niño aprende a través del juego y sólo puede jugar cuando domina los elementos que lo conforman. Es por eso que se concluye que un niño está apto para el aprendizaje deportivo cuando se le brinda la posibilidad de realizar acciones motrices (pero también mentales y psicológicas) previamente seleccionadas y acordes con sus posibilidades y que la competencia propiamente dicha podría, a pesar de que en la representación social no lo hace en gran medida, comenzar aproximadamente a los 13 años de edad. 

BIBLIOGRAFÍA

  • Blazquez Sanchez, D y otros (1995) La iniciación deportiva y el deporte escolar. Ed.Inde. Barcelona. Cap.: La edad de iniciación: Vísteme despacio que tengo prisa y Elegir el deporte más adecuado


Lic. Agustín Roel (M.N. 68.115)
Psicólogo
DEVA - Departamento de Investigación y Divulgación Científica


Más Artículos