Volver a la Página Principal

DARIO Lacorazza  -  23 de ABR de 2020    -  

Ergonomía en SPORTS - Silla Gaming

Departamento de Investigacion Médica DEVA

RESUMEN
El objetivo de este artículo es hablar sobre una de las estructuras más importantes de la Ergonomía en ESPORTS, la silla gaming, que es parte fundamental de una buena postura durante el juego.

Ángulo del respaldo de la silla
Recomendación: debe estar en un ángulo entre 90-100 grados. Con un soporte lumbar (normalmente un cojín) para que se ajuste a la curvatura natural de la parte inferior de la espalda.
Primero comienza en los 90 grados y ve modificando la inclinación hasta estar cómodo. Esto quiere decir que debes de encontrar la posición neutral de la columna vertebral teniendo en cuenta que el soporte lumbar o respaldo se ajusta adecuadamente a eso.
Hay un estudio histórico que fue realizado por Wilke et. el 1999, que informó que la presión intradiscal es la más baja en una posición ligeramente reclinada. Este estudio ha llevado a la idea de que la posición reclinado es mejor que la vertical estándar. La presión intradiscal es más baja cuando los músculos que sostienes la columna tienen la menor cantidad de actividad. Esto generalmente está dictado por el sistema lumbopélvico. 
También es importante que puedan girar sobre su eje vertical, lo que reducirá la rotación de la zona lumbar (y el torso al completo), ya que la silla no ofrecerá resistencia. De esta forma sortearemos lesiones graves como la inversión de las curvas lumbares o la hiperpresión discal.

Altura de la silla
Recomendación: la altura de las caderas y las rodillas tiene que ser aproximadamente el mismo. Y los pies deben de quedar apoyados (ya sea en el suelo en sobre un reposapiés).
Colocar la altura de la silla para que el muslo esté paralelo al suelo evita que haya una presión excesiva y se reduzca el flujo de sangre. Cuando no están al mismo nivel, la zona lumbar y pélvica suelen verse afectadas. Si la rodilla está más alta, la parte inferior de la espalda se arqueará demasiado.
La falta de soporte para los pies también puede ejercer una presión indebida en la parte posterior del muslo, lo de que dificulta el riego sanguíneo. Los reposapiés sirven para evitar esto. Eso sí asegúrate de que es ajustable.

Apoyabrazos y cojín del asiento
Recomendación: los hombros deben de estar relajados y los codos apoyados cómodamente en los antebrazos. Se recomiendo un cojín para reducir la presión de los huesos lumbares.
Trabajar sentado con los brazos apoyados reduce la tensión en el cuerpo, específicamente en los hombros. Algunos estudios también han demostrado que reducen las fuerzas necesarias para manejar el ratón (afectando al codo y la muñeca).
Si los apoyabrazos son demasiado altos, empujará los hombros a una posición encogida y puede ocasionar un mayor riesgo de rigidez en el cuello junto con la tensión añadida al hombro.

Por lo tanto Y, muy importante, tanto el asiento como el respaldo deben contar con materiales de espuma acolchada para no "estrangular" a los tendones y que a largo plazo ocasionan dolor e inflamaciones sobre la zona.


Lacorazza Dario
Médico ( MN:149.712 )

DEVA - Departamento de Investigación y Divulgación Científica





Más Artículos