Últimos Artículos:

Art 30: Fundamentos Neuroeducativos de la Gamificación


Leer Mas

Art 29: Videojuegos y Adicciones


Leer Mas

Art 28: Habitos Saludables En Los Videojuegos


Leer Mas

Art 27: Criptomonedas: Conceptos Basicos


Leer Mas

Art 26: Psicopedagogía y E-Sports

Leer Mas

Art 25: Perspectivas En El Grooming

Leer Mas

Agustín ROel  -  27 de DIC de 2020    -  7 Min. de lectura

RESILIENCIA EN ESPORTS

Habitualmente se habla mucho sobre la resiliencia. Parece una palabra de moda pero en la Psicología del Deporte se utiliza hace mucho tiempo. Entendemos la resiliencia como "la capacidad de hacer frente y adaptarse, de manera positiva, a las situaciones altamente estresantes" (Secades, 2014) como podría ser, por ejemplo, enfrentarse a un equipo en League Of Legends en una serie al mejor de 5.

La resiliencia es un concepto complejo que se entiende siempre con la confluencia de otros factores psicológicos. Para entenderlo sencilla y gráficamente tenemos la siguiente imagen. Les pido que se tomen un momento para estudiar el gráfico y entender cómo es el proceso que parte desde los estímulos estresores hacia el óptimo rendimiento deportivo.

[VER IMAGEN]

Como vemos, pensamos en una línea de entrada de los factores estresores para el jugador, atraviesan una evaluación del reto y también una evaluación de las propias capacidades para su afrontamiento. En esta metacognición, se juegan, como decíamos anteriormente, otros factores psicológicos de vital importancia para que la evaluación de las propias capacidades resulten positivas y se pueda dar una respuesta satisfactoria a esos estímulos estresores y por tanto lograr el máximo rendimiento deportivo. Entre ellos, podemos identificar la autoconfianza, la personalidad positiva (también cuenta el autodiálogo positivo), la motivación, la concentración y el apoyo social percibido. Se ha probado en diversos estudios que este último factor es de vital importancia en deportes que se practican en equipo como la mayoría de los Esports.

Desde la Psicología del Deporte, buscamos generar un desarrollo de la resiliencia en los jugadores para que logren superar las adversidades y lograr un óptimo rendimiento deportivo, pero además sabemos que el desarrollo de estas habilidades aprendidas a través del deporte son usualmente transferidas a otros espacios de la vida como el trabajo o la familia. Es por eso y porque ha sido comprobado por Lee (2013) y reafirmado por Secades et. al (2014) que los programas de mejora de la resiliencia son más efectivos cuando "se centren en la mejora de los factores de protección, más que en los factores de vulnerabilidad." (Secades, 2014) que a continuación detallamos algunos puntos clave en el desarrollo de la resiliencia:

  • Desarrollo e implementación de procesos y entrenamientos para desarrollar la conectividad.

Si tenemos la posibilidad de acompañar a un jugador a algún torneo, es muy recomendable que puedas identificar a otros jugadores con los que pueda practicar y crear un buen vínculo. Si no puedes estar junto a él pero tienes contactos de confianza en el lugar donde se celebra el evento, trata de que se conozcan y que pueda recibir algún consejo útil.

  • Expresión y desarrollo de la empatía.

Si el jugador te está hablando sobre alguna vivencia que para él es importante, escúchalo con atención e intenta comprender y compartir sus sentimientos. 

  • Planificación de objetivos. 

Es conveniente que nos sentemos a hablar sobre los objetivos que el jugador tiene y determinar de una manera honesta si los propósitos son realizables o no en un plazo estipulado.

  • Relaciones personales y con otros equipos de Esports. 

Es necesario que consigamos que el jugador esté rodeado por gente válida que pueda ayudarle a progresar y a alcanzar sus objetivos, así como también a mejorar su capacidad de comunicación.

  • Oportunidades para el desarrollo de competencias emocionales.  

Debemos fomentar un ambiente en el que el jugador sea capaz de canalizar de una forma positiva todos los elogios y críticas que pueda recibir en relación con su rendimiento in-game.

  • Mejora de la autoestima y afrontamiento de diversas situaciones fuera del juego.

No está de más que el jugador lleve una libreta o un diario en el que exprese sus sentimientos y reflexiones para después poder llevar a cabo un plan de entendimiento y aceptación de emociones.

  • Desarrollo del sentido de la responsabilidad.

De vez en cuando, nunca está de más que el propio jugador sea capaz de diseñar y dirigir su propia sesión de entrenamiento, con el objetivo de que pueda extrapolarlo a otras facetas de su vida y sea capaz de tomar decisiones y establecerse horarios por sí mismo.

Vale recordar que todo plan que apunte a mejorar variables psicológicas como la resiliencia u otras debe ser siempre diagramado por un psicólogo titulado especializado en deporte. Evitemos entre todos las estafas que puedan surgir por parte de autoproclamados profesionales sin formación. 


c. Agustín Roel (M.N. 68.115)

Psicólogo
DEVA - Departamento de Investigación y Divulgación Científica


Más Artículos